Croissants express

croissant

Para esas meriendas en las que uno quiere ofrecer algo original pero no tiene ni muchos ingredientes en la nevera ni mucho tiempo para hornear, os recomendamos esta sencilla receta de croissants en la que pueden participar los niños en todos los pasos.

Solo hace falta:

  • Una masa de hojaldre
  • Cualquier mermelada o chocolate que tengas a mano
  • azúcar glass
  1. Antes de nada pon a precalentar el horno (calor arriba y abajo a 180 ºC)
  2. Extiende la masa sobre el propio papel de horno en el que viene envuelta y córtala con un cuchillo afilado en triángulos alargados
  3. en la zona ancha de cada triángulo pon una cucharadita de mermelada o un trocito de chocolate
  4. Enrolla el triángulo desde la zona ancha hasta llegar al vértice y da la forma de un croissant doblando un poco los extremos hacia dentro. Es importantes apretar un poco los extremos para que el relleno no se salga
  5. Coloca los croissants en la bandeja de horno y hornea 10-15 min a 180 ºC.
  6. Sacar y dejar enfriar. Espolvorear con azúcar glass y …. ¡listo para comer!
Anuncios

Cups & Kids

cups&kids1

Esta semana hemos elegido otro lugar fantástico para ir con los peques y poder tomar algo mientras ellos juegan o participan en alguna de las numerosas actividades que se realizan, el sitio elegido ha sido Cups & Kids.

Cups & Kids es una ludoteca y a la vez es un café, está situada en pleno Barrio de las Letras muy cerca de muchos de los museos más famosos de Madrid y de una de las zonas más bonitas para pasear, ver tiendas con encanto y comer algo rico. En concreto se encuentra en la Calle Alameda nº 18 muy próxima al Caixa Fórum de Madrid.

cups&kids2

El sitio es perfecto para ir con los chiquitines ya que está totalmente pensado y diseñado para ellos por la arquitecta Mónica Diago, no os perdáis su blog El Taller de las Cosas Bonitas.

Nada más entrar a Cups & Kids nos encontramos un precioso mural de una ciudad llena de casitas de colores que ha sido diseñado por Vireta y ¡oh, que sorpresa! algunas de las casitas salen de la pared para poder meternos dentro a jugar.

Al fondo se sitúa un espacio de juego libre con juguetes, cuentos, puzles… cerca de un gran ventanal y con cómodos cojines para que tanto ellos como nosotros podamos sentarnos a jugar durante un rato.

Nuestro peque lo pasó genial, jugando dentro de la gran casita azul y saludándonos desde dentro 🙂 o empujando el carro del bebé y haciendo correr los coches.

cups&kids3

Realizan muchas actividades: cuentacuentos, conciertos y kindermusik, también celebran clases de estimulación temprana, babytime donde trabajan la inteligencia emocional y se divierten junto con un profesional, desayunos de crianza como apoyo a mamás y futuras mamis, etc. Se puede celebrar un cumpleaños o alquilar el espacio, además cuentan con campamento urbano donde divertirse con actividades artísticas los días que no hay cole y tienen el contacto de una fotógrafa profesional para realizar sesiones fotográficas a nuestros pequeñines.

Por otro lado, cuentan con una rica carta para desayunar, merendar y comer los fines de semana, destacan los bizcochos, nosotros nos tomamos uno delicioso de lima y pistacho y lo acompañamos con una infusión de piña colada con flores, os dejamos la foto para que veáis que buena pinta 🙂 Todo está elaborado con productos naturales y ecológicos, también cuentan con potitos, nosotros pudimos ver que tenían los de Smileat 100% ecológicos.

IMG-20150505-WA0001

Palmeritas de hojaldre

palmeritas1

La semana pasada preparamos en casa con ayuda del peque unas deliciosas palmeritas, él estuvo encantado de ayudarnos espolvoreando el azúcar entre el hojaldre. La receta es muy fácil por lo que los niños pueden ayudaros a elaborarla y con unos sencillos pasos conseguiréis unas palmeritas riquísimas.

Las palmeritas de hojaldre son ideales para un cumpleaños, para una merienda especial o para llevarlas de regalo a alguien. Se pueden tomar acompañadas de un rico vaso de leche o de un zumo natural de naranja.

Ingredientes, ¡sólo necesitáis dos!:

  • 1 lámina de hojaldre fresco rectangular
  • 200 g. de azúcar normal

Para elaborarlas y hornearlas es imprescindible papel para hornear, un rodillo y un cuchillo afilado.

¿Cómo las vamos a hacer?

  1. Tenemos que precalentar el horno a 200°, poniendo calor arriba y abajo.
  2. Sacar el hojaldre del frigorífico y desenrollarlo. Lo colocamos encima de la superficie del papel de horno con azúcar y volvemos a espolvorear con azúcar sobre el hojaldre.
  3. Cogemos el rodillo y apretamos suavemente para integrar el azúcar en la masa del hojaldre.
  4. Hay que hacer una pequeña marca en el centro del hojaldre que nos sirva de referencia, apretando un poquito.
  5. Cogemos un extremo del hojaldre y lo llevamos hasta donde está la marca que hemos hecho en el centro. Hacemos lo mismo con el otro extremo, así conseguimos el primer plegado del hojaldre.
  6. Espolvoreamos con más azúcar y apretamos de nuevo y ligeramente con el rodillo para que el azúcar se incruste en la masa. Hacemos de nuevo un doblez llevando un extremo hacia el centro y luego el otro extremo para conseguir nuestro segundo plegado.
  7. Repetimos el proceso, añadiendo azúcar y apretando ligeramente con el rodillo, realizando nuestra última doblez.
  8. Finalmente apretamos suavemente con los dedos para los ingredientes queden bien unidos.
  9. Cogemos un cuchillo que esté bien afilado para cortar rodajitas de hojaldre de aproximadamente 1, 5 cm y separamos un poquito el final.
  10. Colocamos las palmeritas en una bandeja con papel de hornear, en este caso nos puede servir el que trae el paquete de hojaldre, pero dejando espacio para que cuando crezcan durante el horneo no se peguen.
  11. Horneamos a 200º C durante 10-12 minutos. Cuando queden 2 minutos de horneado se dan la vuelta con cuidado de no quemarnos y dejamos que se doren durante estos 2 minutos.
  12. Finalmente las sacamos del horno y dejamos que se enfríen, lo ideal sería que se enfriaran en una rejilla de horno.
  13. ¡Y listas!

Luego al gusto y una vez enfriadas bien las podéis rociar de chocolate.

Bizcocho de chocolate

bizcochoco

En TellBakeandLove queremos celebrar la ¡llegada de la primavera! y nada mejor que con nuestra propuesta de esta semana: un rico y esponjoso bizcocho de chocolate acompañado de unas fresas.

La receta es sencilla e ideal cuando tenemos que preparar algo rápido para nuestros peques o cuando recibimos en casa un visita inesperada con niños. Lo cierto es que el bizcocho gustará a todos los grandes y pequeños golosos.

Ingredientes:

  • 2 huevos
  • 1 yogur natural (el vaso del yogur lo utilizaremos de medida)
  • azúcar (2 vasos de yogur)
  • aceite de girasol (1 vaso de yogur)
  • 1 cucharadita de levadura
  • harina (4 vasos de yogur)
  • 4 cucharadas soperas de cacao puro en polvo y desgrasado sin azúcar, tipo Valor.

¿Cómo lo vamos a hacer?:

  • Precalentamos el horno a 180º mientras vamos preparando el bizcocho.
  • En un bol grande mezclamos el yogur, los huevos, el aceite, el azúcar y la levadura.
  • Cuando hayamos conseguido una mezcla homogénea añadimos la harina y después el cacao.
  • Removemos bien hasta que quede uniforme.
  • Cogemos un molde de 25 cm x 11 cm, lo untamos de margarina para facilitar el desmolde posterior y añadimos la mezcla dentro.
  • Horneamos durante 10 minutos a 180º sólo con calor abajo y 30 minutos a 180º con calor arriba y abajo.
  • Cuando se haya terminado de hornear, lo dejamos enfriar y lo desmoldamos.
  • Y listo! ya tenemos nuestro bizcocho para merendar con nuestros niños o para ofrecer una rica merienda a nuestros invitados.

Os sugerimos que si deseáis conseguir un bizcocho más elaborado a modo de postre o tarta, una vez enfriado, abráis el bizcocho por la mitad y rellenéis con crema pastelera, nata montada, mermeladas de fresa, cereza o albaricoque. Además se puede cubrir con crema de cacao tipo Nocilla o adornar espolvoreando con azúcar glacé.

Torrijas

torrija

Hoy os traemos una receta clásica y tradicional. Se acerca la Semana Santa y en muchas casas ya empieza a oler a…. torrijas! Pan, leche, azúcar y canela….da igual cómo lo combines, sabe bien sólo con leerlo. Lo cierto es que en nuestra familia, aunque no ha habido Semana Santa sin comer varios kilos de torrijas, nunca ha sido tradición hacerlas en casa, pero con los años, nosotras y nuestros maridos, convertidos en fanáticos de las torrijas, no dejamos pasar ni una oportunidad de hacer unas ricas torrijas caseras.

Obviamente no vamos a descubrir la pólvora con esta receta tan tradicional ni vamos a ofrecer ninguna torrija innovadora; sólo queremos, a parte de recordaros la receta, animaros a meteros en la cocina con los más peques. Es una receta para pringarse y pringar…. sí, da pereza sólo de pensar en la que vamos a liar en la cocina, pero podemos hacer partícipes a los peques de todo el proceso (salvo del paso de freir, sólo apto para algunos atrevidos). Los niños pueden ayudarnos a preparar la leche, a mojar el pan, a rebozarlo de huevo…. y a recoger! que nunca hay mal momento para enseñar las labores de la cocina, desde chef a pinche! 

Pues lo dicho os animamos a disfrutar con vuestros hijos de un rato en la cocina. La clave para pasarlo bien: No entremos en pánico si la cocina acaba como un estudio de pintura con chorretes por doquier, o si nos manchamos o si las torrijas acaban pareciendo más minibuñuelos que torrijas porque los peques “no se apañan” y se rompen… se trata de pasar un buen rato juntos y de que aprendan una de las recetas más ricas de nuestra gastronomía!

Pues ahí vamos:

Ingredientes para unas 12 torrijas aproximadamente:

  • Una barra de pan de torrijas (y aquí pasa como en Navidades…. que llegan las fechas señaladas y el precio colapsa! si la compramos unos días antes de la Semana Santa que ya está en casi todos los comercios y la congelamos troceada, nos evitaremos el susto del precio, porque si es bueno, no es un pan especialmente barato) o rebanadas de cualquier pan duro, del día anterior.

  • 1 litro de leche (la más rica, la entera; para los más sanotes, desnatada; para los vegetarianos o intolerantes a lactosa recomiendo la leche de avena que es más suave que la de almendras o soja)

  • 1 rama de canela

  • piel de naranja (sin la parte blanca)

  • Azúcar moreno o blanca (a elección)

  • 2 huevos

  • 200 ml Agua

  • Una cucharada sopera de licor de naranja (cointreau) o brandy

Preparación:

    1. Poner la leche en un cazo a calentar con la piel de naranja y la rama de canela. Cuando rompa a hervir, bajar el fuego y dejar infusionando 15 min. Retirar del fuego y esperar a que se temple (tampoco hace falta que se enfríe mucho)

    2. Mojar en la leche cada rebanada. Aquí viene el secreto de las torrijas. Tienen que estar muy jugosas por dentro, o sea que hay que mojarlas un buen rato, controlando que no se deshaga el pan. Aunque luego sean más difíciles de manipular quedan mucho más ricas, y otro truco para los más higiénicos: lávate bien las manos y a partir de ahora, manipula las torrijas con las manos. Nosotras por ser muy limpias, lo hemos intentado a veces con espumaderas, tenedores… y el resultado ha sido nefasto.

    3. Batir los dos huevos.

    4. Poner abundante aceite de oliva suave o de girasol en una sartén a fuego medio y cuando esté caliente…. Sacar de la leche las rebanadas y pasar por el huevo batido. Vuelta y vuelta y a freir!

    5. Dar la vuelta a las torrijas para que se doren por ambos lados y sacar a un plato con papel de cocina para que absorba el exceso de aceite.

    6. Pasar las torrijas a una fuente y dejar enfriar a temperatura ambiente.

    7. Ahora a por el almíbar!!!

    8. En un cazo pequeño poner 200 ml de agua, 100 gr de azúcar morena (se puede añadir más piel de naranja y canela molida al gusto) y el licor o brandy. Calentar hasta que reduzca un poco y dejar enfriar.

    9. Una vez frío el almíbar echarlo sobre las torrijas. Se pueden voltear para que absorban por ambos lados.

    10. Para los más golosos, al servir se puede espolvorear con otro poco de azúcar y canela.

Las nuestras quedaron así y no duraron muchos días….para merendar, cenar, desayunar, entre horas…. menos mal que solo las hacemos en Semana Santa 🙂

Ludo & Sofía

ludoysofia1

Cómo dijimos cuando comenzamos nuestro blog, en TellBakeandLove nos interesan también las ludotecas, los cafés, las tiendas especializadas y otros espacios con actividades culturales y divertidas donde pasar un buen momento junto a nuestros niños. A veces a los padres se nos hace difícil encontrar un sitio donde poder tomar algo o conversar tranquilamente mientras los peques también disfrutan, por eso hemos pensado compartir a través del blog todos esos espacios maravillosos que conocemos y que han sido creados por emprendedores ilusionados a los que también les gusta el mundo infantil.

Esta semana vamos a dedicar la sección de Bake al primer post sobre uno de estos sitios. El elegido ha sido Ludo & Sofía, un centro multiespacio para el ocio familiar, ubicado en el centro de Alcalá de Henares, ciudad universitaria, ciudad patrimonio de la humanidad y en definitiva ¡una ciudad preciosa y llena de vida! que a nosotras nos encanta y que gracias a su proximidad podemos visitar cada semana.

Ludo & Sofía es sobre todo una ludoteca familiar, un lugar de encuentro para el ocio y el aprendizaje compartido en el que podemos realizar talleres y minitalleres de manualidades y cocina, celebrar cumpleaños, fiestas temáticas e incluso actividades “baby-time”; uno de sus últimos eventos ha sido un taller de desayunos con bebés donde charlar sobre la alimentación, el sueño, las emociones…

ludoysofia44

A nosotras Ludo&Sofía nos gusta mucho porque se ve que cuidan los detalles y ponen cariño en todo lo que realizan, es un lugar acogedor donde se muestra interés por la educación, la crianza, el medio ambiente, el arte…

El centro cuenta con una sala polivalente dividida en varios espacios: un rincón de juego libre para toda la familia con mini mercadito, pizarra, juegos de mesa y construcción, coches, puzles y cuentos donde nuestros peques tienen que ser supervisados por nosotros y donde se organizan actividades lúdicas dirigidas por profesionales como, por ejemplo: cuentacuentos, actuaciones, juegos tradicionales… Por otro lado, en un rincón muy luminoso tienen una gran mesa de madera donde poder disfrutar de los talleres y otros eventos. En medio de estas dos zonas cuentan con un amplio espacio donde grandes y pequeños nos podemos relajar mientras desayunamos o merendamos en familia tomando una infusión o un refresco junto con un sándwich, una tosta, un bizcocho u otra bollería muy rica, preparada en su propia cocina y en la que intentan utilizar siempre productos ecológicos.

ludoysofia22

Os animamos a visitarlo y a disfrutar de vuestros peques también fuera de casa.

Bizcocho natural

bizcochonatural

Esta semana queremos recomendaros la receta de un riquísimo bizcocho que para nosotras es una tradición y lo recordamos de pequeñitas ya que nuestra mami nos lo preparaba para los desayunos antes de ir al cole y para las meriendas al llegar a casa acompañado de un zumo natural de naranja.

TellBakeandLove os propone hacer un bizcocho natural con ralladura de limón.

Ingredientes:

  • 2 huevos
  • 1 yogur natural (el vaso del yogur lo utilizaremos de medida)
  • azúcar (2 vasos de yogur)
  • aceite de girasol (1 vaso de yogur)
  • 1 cucharadita de levadura
  • harina (4 vasos de yogur)
  • ralladura de un limón.

¿Cómo lo vamos a hacer?:

  • Precalentamos el horno a 180º mientras vamos preparando el bizcocho.
  • En un bol grande mezclamos el yogur, los huevos, el aceite, el azúcar y la levadura.
  • Cuando hayamos conseguido una mezcla homogénea añadimos la harina y después la ralladura del limón.
  • Removemos bien hasta que quede uniforme.
  • Cogemos un molde de 25 cm x 11 cm, lo untamos de margarina para facilitar el desmolde posterior y añadimos la mezcla dentro.
  • Horneamos durante 10 minutos a 180º sólo con calor abajo y 30 minutos a 180º con calor arriba y abajo.
  • Cuando se haya terminado de hornear, lo dejamos enfriar y lo desmoldamos.
  • Y listo para que nuestros peques lo disfruten en desayunos y meriendas!