Educación emocional en casa… y ¿en el cole?

IE_coles

Venimos hablando en el blog de cómo en casa los padres pueden ayudar a sus hijos a mejorar su autoestima, su confianza en sí mismos, a gestionar su frustración, etc. Sin embargo, la realidad es que los niños pasan muchas más horas en la escuela o el instituto que en casa, y, aunque se ha demostrado la gran influencia que el factor familiar tiene en el desarrollo de la inteligencia emocional, no se puede obviar la influencia que el entorno educativo tiene en los niños.

Por desgracia, la inteligencia emocional no es una asignatura en casi ningún plan docente en nuestro país. Sin embargo, hay docentes como César Bona (el único español nominado a mejor profesor del mundo, algo así como “el Nobel” de los profesores)  o colegios como el Tinguaro de Vecindario en Gran Canaria, que apuestan por la inclusión de asignaturas relacionadas con las habilidades sociales. Sin ir más lejos, en este colegio canario, se “han sacrificado” horas semanales de lengua y matemáticas para  impartir la asignatura de Educación Emocional y para la Creatividad, una materia obligatoria y evaluable en las que alumnos de seis a nueve años hablan de su sueños, inquietudes, miedos. El objetivo de la asignatura es desarrollar la “capacidad de gestionar de manera eficiente los sentimientos utilizando la razón”, de “reconocer y expresar las emociones” y de “regularlas, controlarlas y utilizarlas de forma productiva”, según detalla el informe técnico que explica la razón de ser de la asignatura.

Esto es una señal del interés que hay entre los docentes españoles de implantar nuevos sistemas de educación no sólo basados en objetivos puramente académicos. A pesar de que siempre pensamos que España está a la cola de todo en materia de educación, en este sentido podemos sentirnos orgullosos de estas iniciativas. Aunque desde las instituciones no siempre se trabaja en la misma dirección, es también responsabilidad de los padres implicarse en la educación de sus hijos en los colegios y solicitar, proponer, exigir… este tipo de materias. De hecho, en varios colegios de Vigo, en al 2013 comenzó por iniciativa del AMPA una serie de clases extraescolares sobre inteligencia emocional con buenísimos resultados. Quizá lleve años ver una asignatura como Educación Emocional y para la Creatividad en los planes de estudio, pero desde luego que la semilla está plantada, sólo hay que regarla para cosechar y seguir sembrando.

¡Hasta la próxima semana!

El autobús de Londres

autobus

Libros y juegos al mismo tiempo

Uno de los métodos para fomentar la lectura entre los niños y animarles a leer es el uso de lo que podemos llamar “libros-juego”. Son libros con piezas extraíbles u objetos con los que poder interactuar como puzles, imanes, pegatinas, sellos, etc. que se acompañan de breves textos.

TellBake&Love ha elegido para esta semana uno de estos “libros-juego”. El elegido ha sido Juega con el libro del autobús de Londres, editado por Usborne, se lo regalamos al chiquitín de la casa por su cumple hace unos días porque ¡le fascinan los autobuses! nada mas ver uno por la calle grita entusiasmado: ¡autobús!.

Cuando vimos el libro en el escaparate de la Librería Iuvenis nos enamoramos de él, era el ¡regalo perfecto!, un libro realizado en cartón duro con cuatro circuitos distintos a modo de rutas turísticas por el siempre maravilloso y entretenido Londres, ciudad que a nosotros nos gusta muchísimo. Imaginar la cara que puso cuando lo vio 🙂

El libro se acompaña de un juguete de cuerda que no podía ser otro que ¡un autobús rojo de dos pisos!, icono londinense, al que ¡le das cuerda y listo para rodar!. El autobús da unas vueltas fantásticas con giros a un lado y a otro, pasa por todos los monumentos, plazas, museos y puentes emblemáticos del centro de Londres así que además nos permite viajar y ver un montón de detalles: las paradas del autobús, la noria “London eye”,  el metro, los barcos por el Támesis, la gente paseando, la torre del Big Ben, etc.

Los cuatro circuitos se pueden desencajar fácilmente y formar un puzle grande para que nuestro autobús se de un gran viaje por todo Londres.

A nuestro peque además le encanta la canción “The wheels on the bus go round and round, all through the town!”, esto ya lo hemos contado en algún otro post. Le gusta tanto que nos pide que se la cantemos 🙂 y la puede escuchar un montón de veces seguidas, luego nos le encontramos por la casa cantando la canción, como hace con muchas otras, y nos sorprende lo bien que la entona.

Lógicamente también le gusta ver el video de Little Baby Bum así que también práctica inglés desde pequeñito…

Ya sólo nos queda preparar una mini excursión que sea un paseo en autobús 😉

Croissants express

croissant

Para esas meriendas en las que uno quiere ofrecer algo original pero no tiene ni muchos ingredientes en la nevera ni mucho tiempo para hornear, os recomendamos esta sencilla receta de croissants en la que pueden participar los niños en todos los pasos.

Solo hace falta:

  • Una masa de hojaldre
  • Cualquier mermelada o chocolate que tengas a mano
  • azúcar glass
  1. Antes de nada pon a precalentar el horno (calor arriba y abajo a 180 ºC)
  2. Extiende la masa sobre el propio papel de horno en el que viene envuelta y córtala con un cuchillo afilado en triángulos alargados
  3. en la zona ancha de cada triángulo pon una cucharadita de mermelada o un trocito de chocolate
  4. Enrolla el triángulo desde la zona ancha hasta llegar al vértice y da la forma de un croissant doblando un poco los extremos hacia dentro. Es importantes apretar un poco los extremos para que el relleno no se salga
  5. Coloca los croissants en la bandeja de horno y hornea 10-15 min a 180 ºC.
  6. Sacar y dejar enfriar. Espolvorear con azúcar glass y …. ¡listo para comer!

Cómo atrapar una estrella

atraparestrella

Enséñales a perseguir sus sueños

Cómo atrapar una estrella del autor e ilustrador Oliver Jeffers y editado por el Fondo de Cultura Económica (México) es el libro que TellBake&Love ha elegido para esta semana porque nos muestra muy bien como enseñar a nuestros peques como no hay que dejar de perseguir nuestros sueños.

Cómo atrapar una estrella ha sido nuestro último descubrimiento y lo hicimos la semana pasada cuando lo cogimos prestado de la Biblioteca pública del barrio. ¡Nos ha encantado!, su lectura ha sido ¡un éxito! al peque le ha entusiasmado desde el primer momento y hasta tal punto que quiere que se lo leamos una vez y otra y otra… antes de irse a la cama. Nuestro peque es muy chiquitín acaba de cumplir dos añitos pero el libro ha generado en él una atracción increíble, le gusta muchísimo ver al protagonista perseguir y alcanzar su sueño.

Nuestro nuevo amigo es un niño que ama las estrellas y que cada noche desde su ventana las mira anhelando tener una sólo para él con la que jugar, pasear… por lo que un día decide buscar la forma de poder conseguirla pero claro como habremos imaginado… no es nada fácil poder alcanzar una estrella. A lo largo de la historia veremos como el pequeño protagonista lo intenta todo, y cuando decimos todo es todo, no deja de luchar por conseguir su sueño, prueba desde saltar o subirse a un árbol hasta utilizar su cohete o pedir ayuda a una gaviota… y al final veremos como lo consigue, como alcanza su precioso sueño y encuentra su estrella 🙂

El protagonista de esta historia es un niño que aparece en otros de los libros realizados por Oliver Jeffers: De vuelta a casa y Perdido y encontrado, y que nosotros estamos deseando leer. No os perdáis su espacio Oliver Jeffers World para poder jugar con los niños.

Buscando por la red hemos localizado en el espacio “Kireei cosas bellas” que tiene preciosos proyectos e ideas bonitas llenas de creatividad una idea fantástica realizada por “Tea on the moon” para pasar un rato entretenido y divertido con nuestros niños. Os dejamos algunas de sus fotos:

tutorial

tutorial2

tutorial3

Cups & Kids

cups&kids1

Esta semana hemos elegido otro lugar fantástico para ir con los peques y poder tomar algo mientras ellos juegan o participan en alguna de las numerosas actividades que se realizan, el sitio elegido ha sido Cups & Kids.

Cups & Kids es una ludoteca y a la vez es un café, está situada en pleno Barrio de las Letras muy cerca de muchos de los museos más famosos de Madrid y de una de las zonas más bonitas para pasear, ver tiendas con encanto y comer algo rico. En concreto se encuentra en la Calle Alameda nº 18 muy próxima al Caixa Fórum de Madrid.

cups&kids2

El sitio es perfecto para ir con los chiquitines ya que está totalmente pensado y diseñado para ellos por la arquitecta Mónica Diago, no os perdáis su blog El Taller de las Cosas Bonitas.

Nada más entrar a Cups & Kids nos encontramos un precioso mural de una ciudad llena de casitas de colores que ha sido diseñado por Vireta y ¡oh, que sorpresa! algunas de las casitas salen de la pared para poder meternos dentro a jugar.

Al fondo se sitúa un espacio de juego libre con juguetes, cuentos, puzles… cerca de un gran ventanal y con cómodos cojines para que tanto ellos como nosotros podamos sentarnos a jugar durante un rato.

Nuestro peque lo pasó genial, jugando dentro de la gran casita azul y saludándonos desde dentro 🙂 o empujando el carro del bebé y haciendo correr los coches.

cups&kids3

Realizan muchas actividades: cuentacuentos, conciertos y kindermusik, también celebran clases de estimulación temprana, babytime donde trabajan la inteligencia emocional y se divierten junto con un profesional, desayunos de crianza como apoyo a mamás y futuras mamis, etc. Se puede celebrar un cumpleaños o alquilar el espacio, además cuentan con campamento urbano donde divertirse con actividades artísticas los días que no hay cole y tienen el contacto de una fotógrafa profesional para realizar sesiones fotográficas a nuestros pequeñines.

Por otro lado, cuentan con una rica carta para desayunar, merendar y comer los fines de semana, destacan los bizcochos, nosotros nos tomamos uno delicioso de lima y pistacho y lo acompañamos con una infusión de piña colada con flores, os dejamos la foto para que veáis que buena pinta 🙂 Todo está elaborado con productos naturales y ecológicos, también cuentan con potitos, nosotros pudimos ver que tenían los de Smileat 100% ecológicos.

IMG-20150505-WA0001

De la cuna a la luna

 Sin t’tulo-1 portdas.fh11 Sin t’tulo-1

Sin t’tulo-1 portdas.fh11

Sin t’tulo-1 portdas.fh11 cunaluna5

De la cuna a la luna: poesía pictográfica llena de musicalidad

Esta semana dedicamos el post de Tell a la colección para prelectores “De la cuna a la luna” de la editorial Kalandraka. La colección se compone de ocho títulos: Cinco, Violín, Cocodrilo, Árbol, Miau, Luna, Zapato y Pajarita de papel. Todos son obra del maestro y poeta Antonio Rubio y del pintor e ilustrador Óscar Villán. Podemos elegir cualquiera de ellos y veremos que están llenos de sencillas imágenes y breves textos para que los peques de la casa aprendan palabras nuevas y asimilen conceptos gracias a bonitas rimas llenas de música y ritmo.

Cinco: poema numeral para aprender a contar del 1 al 5 mientras se lee y recita con ayuda de los dedos de la mano “una, luna”, “dos, luna y sol”…

Violín: instrumentos musicales, sonidos, onomatopeyas “pom pom pom hace el tambor”, “glin glin glin hace el violín”… como inicio para educar el oído de los niños a la música.

Cocodrilo: poema acumulativo sobre los colores para leer y pronunciar versos “verde verde verde el cocodrilo que muerde”, “y se sube en un baúl azul azul azul”…

Árbol: aprender la disposición espacial de objetos y entorno: al lado, encima, debajo… “un árbol y un árbol, dos arboles son”, “encima de un árbol dibujo un avión”…

Miau: poema con onomatopeyas para que los niños imiten o recreen los sonidos de los animales “miau miau miau dice el gato”, “iiiii iiiii iiiii dice el caballo”…

Luna: poema de rimas y ritmos que se puede leer interpretando las imágenes como pictogramas “luna luna luna, luna luna sol”, “luna luna luna, luna caracol”…

Zapato: aprender objetos a través de sencillas rimas llenas de musicalidad “zapato zapato, zapato marrón”, “zapato zapato, zapato tacón”…

Pajarita de papel: poema para leer y recitar en el que una pajarita de papel prepara la mesa para recibir a un invitado muy especial: pajarito de papel, “pajarita de papel, pone en la mesa un mantel”, “pajarita de papel, en el mantel una jarra”…

Os dejamos con el vídeo de Luna narrado por Inma Cobos en su blog “La vena creativa” :

….De cómo los padres (con la mejor de las intenciones) hacemos inútiles a nuestros hijos …..

POST4

Hace ya tiempo, y no recuerdo de qué manera, llegó a mí un genial post escrito por Noelia López Cheda. El título era “me niego a ser la agenda de mi hija por el whatsapp”. Noelia comentaba cómo su hija, poco a poco, había ido delegando sus pequeñas pero importantes responsabilidades en su madre. Es decir, su hija se había acostumbrado a que si olvidaba algo del cole, un libro, una tarea…  no pasaba nada, porque su madre lo conseguiría por whatsapp. Las madres del cole habían creado un grupo con la mejor intención para solucionar problemas puntuales de sus hijos… pero habían acabado por convertirse en las secretarias de sus hijos.

Un día, esta madre tuvo una especie de revelación cuando vio cómo su hija de nuevo le pedía uno de esos favorcitos, mientras ella tenía que parar todo su mundo, sus propias responsabilidades… para atender el nuevo olvido de su hija. Se dio cuenta de que su hija tenía que asumir su responsabilidad y le enseñó no sólo eso sino qué también tendría que pasar por el “horrible” trance de decir en el colegio que no había hecho los deberes de matemáticas porque había olvidado la hoja de ejercicios en el colegio. Eso para su hija quizá resultaba un mundo “¿cómo voy a decir que no lo hice?”, “¿qué pensará la profe de mí?”…. pues bien, su madre le dijo que no pasaría nada, que no era un drama. De hecho quién no ha cometido un error alguna vez y, tras un momento de pánico, ha descubierto que la Tierra sigue en órbita y no ha sucedido nada.

Muchos padres en su afán de que sus hijos no se equivoquen, no fallen, no sean reñidos o castigados, terminan por asumir sus responsabilidades para que todo salga a la perfección…. pero estamos buscando una perfección adulta. Ellos son niños, están aprendiendo, tienen que equivocarse y aprender cada día, tienen que descubrir qué es tener una responsabilidad y “apechugar” con ella.

Si un día te descubres a ti mism@ haciendo las fichas de dibujo porque crees que tarda mucho y no le dará tiempo a terminarlo perfecto para el día siguiente…..

si un día te descubres a ti mism@ haciendo una receta de TellBake&Love con tu hijo, y de pronto, le espetas, “quita que así no se hace”, o “ya recojo yo la cocina, que mira la que hemos liado”….

si un día te descubres a ti mism@ haciendo un trabajo sobre el oso panda, para que tu hijo “no pierda tiempo” y pueda estudiar otras cosas….

si algún día te descubres a ti mism@ haciendo algo, siendo tu hijo quien debería hacerlo…..

Párate a pensar:

¿quiero educar a mi hijo y ayudarle a gestionar su trabajo, su tiempo y sobretodo, enseñarle a asumir sus responsabilidades?

o

¿quiero evitarle todo ese aprendizaje para que sea perfecto, para que encaje…?

Cambiemos el chip. Que la sociedad y el sistema educativo quieran que nuestros hijos sean máquinas programadas para el éxito (académico, deportivo, social…) no tiene por que arrastrarnos necesariamente a ello. Alcanzar el éxito lleva tiempo, aprender lleva tiempo, ser feliz y sentirse realizado lleva tiempo… y lo más importante: es un trabajo personal de cada uno.